La memoria de la infancia del artista sirio Ali Ali se plasma en una exposición de grabados, hasta el 12 de abril en el Hotel Eurostars Araguaney.

 

La Fundación Araguaney-Puente de Culturas inauguró el pasado 19 de marzo,  una exposición de litografías del artista sirio, afincado en A Coruña, Ali Ali en la galería del Hotel Eurostars Araguaney. La muestra, compuesta por dieciocho grabados en piedra según la técnica clásica, narra historias y leyendas tradicionales de la infancia de Ali Ali.


La exposición cuenta con doce obras de la serie “Violencia de una mariposa” realizadas en 2008, otra serie de seis grabados terminados en 2014 y dos pinturas de técnica mixta de óleo y acrílico. Ali Ali explica que los grabados recogen historias de su infancia en su pueblo de Siria a través de ilustraciones que permanecieron en su memoria. La exposición estará abierta desde mañana jueves hasta el 12 de abril.

Además, el Hotel Eurostars Araguaney cuenta con más obra de Ali Ali. Tiene dos de sus murales de gran tamaño (unos 25 metros) adornando los techos del establecimiento y dos grabados originales que se pueden ver en el shall del hotel.

También se aprovechará el acto para presentar el libro “Suleimán y Salúa” (Editorial Trifolium), escrito por Francisco X. Fernández Nadal, ilustrado por Ali Ali y editado por Xan Arias. El libro es una edición bilingüe español-árabe, traducido al árabe por Yassin Swehat e incluido en la colección Lunalimón. Las veintiuna ilustraciones en color son obra original de Ali Ali, realizadas a partir de técnicas clásicas de la litografía en piedra.

El libro narra la historia de Suleiman y Salúa como síntesis de mitos locales, lecturas infantiles, cuentos populares, recuerdos y sueños de la memoria de Ali Ali durante su infancia en Siria. La historia aspira a formar parte de la rica tradición oral de Siria y a construir un mundo maravilloso que transporta a los universos de las Mil y una noches. “Es un trabajo colectivo que recoge las historias tradicionales que me contaron de niño mi abuela y mi madre” –explica Ali Ali


Ali Ali


Nació en la aldea siria de Khatounie, provincia de Al Hassake, en 1974. Es un pintor y grabador que estudió Bellas Artes en Damasco. En el año 2003 llegó a Betanzos para participar en un curso de obra gráfica. Desde entonces vive en Galicia. Su obra, premiada muchas veces, está habitada por niños, animales y ojos con mirada soñadora. Su pintura es color, como lo son las imágenes de este libro, por el que viajan historias y leyendas de su aldea Khatounie.

El escritor Francisco X. Fernández Nadal (Ourense, 1956) comenzó a darle forma a la historia de Suleiman y Salúa tras una charla con Ali Ali una tarde de diciembre en el estudio del pintor. Lo que hizo fue ordenar y dar forma a la memoria de infancia de su amigo.